fbpx

Factores económicos y ambientales que influyen en el diseño de arquitectura sostenible

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Distintas disciplinas y campos profesionales han realizado cambios en el enfoque de sus actividades ante la preocupación por el estado actual del planeta Tierra y su futura conservación. Una de ellas es la arquitectura, que cuenta con una gran responsabilidad por su impacto directo en el hábitat humano y los espacios naturales. En los últimos años surgió una nueva forma de concebir el diseño arquitectónico: la arquitectura sostenible. Garzón (2009), afirma que la arquitectura sostenible es aquella que surge de la concientización del lugar, inspirando el diseño para darle un uso adecuado a los recursos naturales que allí se encuentran. Existen distintos factores que influyen en el proceso de diseño sostenible, entre ellos los ambientales, sociales, económicos e incluso culturales. En este texto se explicarán algunos factores ambientales y económicos que son determinantes al momento de diseñar arquitectura sostenible.

Los factores ambientales son un punto de partida para buscar sostenibilidad en la arquitectura. Se definen como todas aquellas condiciones y recursos naturales que afectan directa o indirectamente la relación entre el medio ambiente y el potencial hábitat humano. Meléndez (2011) indica que se debe tomar como base determinantes físicas, es decir características ambientales tales como la orientación, los efectos del sol, el viento y otros fenómenos atmosféricos para un diseño bioclimático. La arquitectura sostenible “supone respetar los sistemas naturales” (Edwards 2009) y “el problema ambiental de las ciudades, debe ser preocupación de arquitectos y urbanistas como lo es de biólogos e ingenieros ambientales” (Velásquez 2010). La consideración de estos factores permiten un diseño adecuado de la edificación de modo que se obtenga el máximo rendimiento y cause un impacto mínimo. Un ejemplo de esto es la ubicación estratégica de aperturas o ventanas para permitir ventilación de acuerdo a las brisas, pero previendo así mismo la entrada de rayos solares que calientan el ambiente interior de la edificación. En este caso se busca un equilibrio que cree un ambiente interior que permita habitabilidad.

El capital económico constituye un factor económico del cual también depende el proyecto.

“El factor económico es decisivo e influye notablemente en la selección de los criterios de diseño” (Vélez 2007) ya que una configuración óptima de elementos puede significar un ahorro por la reducción de costos de construcción. Edwards (2009) señala que sostenibilidad también significa crear espacios sensibles que sean asequibles económicamente. Debido a esto, se busca pensar en soluciones que resulten viables y se mantengan dentro del presupuesto del cliente. Generalmente se adoptan medidas como la selección de materiales, uso eficiente de recursos como agua y energía y el mantenimiento de la edificación. En virtud de un ahorro económico respecto a la energía para mantener fresco el interior de una vivienda, se puede optar por incrementar la altura de los muros, esto permite la circulación del aire y alivia la sensación térmica porque el aire caliente es más denso y asciende. Puede que suponga una inversión inicial más alta pero su mantenimiento posterior a la construcción será eficaz. 

En conclusión, la arquitectura sostenible va más allá de edificaciones temporales y busca una relación asequible y equilibrada entre el medio ambiente que perdure a través de los años. Se puede apreciar el efecto de los factores mencionados anteriormente para un diseño sostenible en la arquitectura, así lo expone Salas (2008) al afirmar que los conocimientos previos sobre economía son necesarios para una adecuada organización de los recursos económicos y ambientales, de forma que apunten a un desarrollo sostenible. Esta tendencia arquitectónica seguirá capturando a todos aquellos que le apuesten al futuro y decidan actuar.

Referencias:

Edwards, B.(2009). Guía básica de la sostenibilidad, segunda edición. Barcelona, España: Editorial Gustavo Gili.

Garzón, B. (2009). Arquitectura sostenible: bases, soportes y casos demostrativos. Recuperado de: http://ebookcentral.proquest.com/lib/unortesp/detail.action?docID=3195969.

Melendez, S. (2011). Arquitectura sustentable. Ciudad de México, México: Trillas.

Salas, H. (2008). Una nueva visión, Arquitectura y Desarrollo Sustentable. Ciudad de México, México: Libros para todos,S. A. de C. V.

Velásquez, S. (2010). El Biomanizales, manual de bioarquitectura y biourbanismo. Manizales, Colombia: Editorial Blanecolor Ltda. 

Vélez, R. (2007). La ecología en el diseño arquitectónico. Ciudad de México, México: Trillas.

Más para explorar

El valor social del espacio público

A lo largo de la historia civilizaciones han dejado su huella de distintas maneras hasta el punto de poder describir su desarrollo en forma de legado. Partiendo de la concepción de la arquitectura como “una creación inseparable de la vida civil y de la sociedad en la que se manifiesta;

La indispensable transición a una arquitectura sostenible

El mundo contemporáneo está sufriendo por las graves consecuencias de agentes como el cambio climático. Dichas condiciones repercuten de distintas maneras en ámbitos ambientales, económicos e incluso sociales. Ante la necesidad de tomar riendas sobre la problemática actual han surgido concepciones que proponen una nueva forma de obtener recursos. De

Deja un comentario